La actual situación de nuestros pantanos, de auténtica desolación, que impide que los agricultores y ganaderos tengan agua suficiente para sus explotaciones con lo que ello conlleva de grandes pérdidas en un sector tan vilipendiado como el agroganadero, la ciudad de León no puede ser insensible a esta situación que también provoca el consumo de todo tipo de la ciudad

Desde hace unas semanas, en UPL estamos haciendo un especial seguimiento a los usos que se están haciendo del agua. En este sentido, son muchos los vecinos que se han dirigido a nosotros para mostrar su enfado y desacuerdo con que, con la situación que estamos viviendo de escasez, se siga baldeando algunas de las calles de la ciudad.

A finales del pasado mes de agosto, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento anunció que reduciría de 17 a 8 las áreas de la ciudad en las que emplearía este sistema de limpieza. Sin embargo desde UPL entendemos que esta medida se queda muy corta, en primer lugar, porque el simple hecho de que este sistema no exista en toda la ciudad, hace que pueda ser prescindible, y en segundo, porque entendemos que la situación es tan crítica que necesitamos tomar medidas radicales, más contención y menos decisiones “de cara a la galería”. Entendemos que medidas más contundentes, como puede ser la suspensión de este sistema hasta que la situación de nuestra tierra mejore, además de ser positiva para el Medio Ambiente, lanza un mensaje a la ciudadanía, siendo el Ayuntamiento el primero que debe dar ejemplo a la hora de ahorrar agua. Por ello desde UPL exigimos al Ayuntamiento a que dé un paso firme en el ahorro de agua y adopte las medidas oportunas para evitar los baldeos de las calles que tan ingentes cantidades de agua se utilizan para tal fin.

Impactos: 61