La Junta de Castilla y León apuesta por programas humanitarios de estancias temporales de apoyo a menores extranjeros entre los que se encuentran ‘Vacaciones en Paz’, el programa ‘Madrasa’ para la escolarización o el programa por tratamiento médico. La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha valorado la generosidad y solidaridad de Castilla y León, de todas las familias que acogen niños de otros países durante el verano y ha reconocido el esfuerzo que realizan las asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León en la organización del programa y en el apoyo continuo al pueblo saharaui.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha organizado una jornada de encuentro con las familias de Castilla y León que acogen niños saharauis durante los meses de verano y con los niños y niñas que han llegado a Castilla y León este año, un total de 250, que se encuentran ya con sus familias de acogida en todas las provincias.

Los niños y niñas saharauis han llegado a la Comunidad entre el 25 de junio y el 3 de julio y permanecerán aquí entre dos meses y dos meses y medio, hasta el 15 de septiembre, participando en el programa solidario ‘Vacaciones en Paz’. Cinco de estos niños están con familias de Ávila, 29 de Burgos, 44 de León, 32 de Palencia, 23 de Salamanca, 14 de Segovia, 12 de Soria, 44 de Valladolid y 47 de Zamora.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha señalado que la Junta de Castilla y León viene apoyando la llegada de niños saharauis en el periodo estival con familias de acogida castellanas y leonesas como un modo más de apoyo a la infancia en el mundo, lo que demuestra que Castilla y León es tierra de acogida, solidaridad y generosidad.

Alicia García ha señalado que ‘Vacaciones en paz’ forma parte de los programas humanitarios de estancias temporales de apoyo a menores extranjeros que desarrolla la Junta de Castilla y León. Aquí se encuentran programas como este de vacaciones, que acogen este año a 292 niños en total, 250 saharauis y otros 42 procedentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia. Por su parte, el programa ‘Madrasa’ ha permitido a 18 niños y niñas saharauis mayores de 12 años estudiar en Castilla y León durante el curso 2016-2017, conviviendo en un entorno familiar. También existe un programa específico para menores que necesitan algún tipo de intervención o tratamiento médico temporal, que el año pasado atendió a una persona, pero que en 2017 no recibió ninguna solicitud.

La consejera ha reconocido el esfuerzo realizado por las asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León, tanto por su participación en la organización de este programa como por el apoyo continuo que muestran con el pueblo saharaui. Al mismo tiempo, ha felicitado a todas las familias de Castilla y León que en estas  fechas estivales acogen a niños y niñas procedentes de otros países por su solidaridad y generosidad al ofrecerles su hogar, recursos, cariño y tiempo y les ha deseado a todos una feliz estancia en la Comunidad durante el verano.

Impactos: 57