La tercera edición del Trofeo de Agility ‘Reino de León’ atrajo este fin de semana a los mejores agilitistas de dentro y fuera del país. Más de mil personas se acercaron hasta Veguellina de Órbigo para disfrutar de una competición donde cerca de 300 perros demostraron sus destrezas, rapidez y complicidad con sus compañeros humanos.

El Polideportivo, situado a orillas del río Órbigo, se llenó de caravanas y campistas que llegaron con sus perros hasta la zona para competir en esta cita puntuable para el Campeonato Nacional de Agility. La tarde del sábado además se realizó un Open donde los mejores de la competición exhibieron sus habilidades. En la categoría Mini arrasó Sara López con su perra Lyanna del equipi ‘Cousa de Cans’ de La Coruña, la vencedora de la categoría Midi (mediana) fue la alemana Berit Kitel con su perra Soya del equipo ‘Agility Indog’ de Zaragoza y el ganador de la categoría estándar fue Adrián Bajo con su perro Sucre del equipo ‘Agility Indoor’ de Madrid.

El evento fue organizado un año más por el club provincial, ‘Careacan León’ y contó con la colaboración del club asturiano ‘Xanastur’ (Gijon), con la del Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo y con el patrocinio de ‘Migas Alimento Natural’, quién otorgó con un gran saco de pienso a los premiados.

Este deporte canino de agilidad fue creado por el adiestrador Peter Meanwell en la primera mitad de los años 70. En cada prueba un juez establece una serie de recorridos con obstáculos que el binomio perro y guía debe superar en el orden establecido, en el menor tiempo y con las menores penalización posibles.

Esta año la competición estuvo vigilada por la atenta mirada de dos jueces de renombre internacional. El inglés Andrew Diker y el juez español Óscar Muñiz, el cual además de juez ostenta el cargo de Delegado Nacional del Agility de la ‘Real Sociedad Canina Española’. Muñiz es hijo de un leonés, recientemente ha sido proclamado Campeón de España y en su palmarés figura otro título de campeón español y otro titulo del Mundo con la selección española. Por otro lado, hasta Veguellina llegaron agilitistas reconocidos como el actual campeón del Mundo del Pastor Belga Malinois, el valenciano Juanmi Cifuentes., además de competidores de otras nacionalidades como alemanes y eslovenos, entre otros.

El presidente del club organizador, José Luis Prieto Morán, celebró “la gran acogida de este evento ya que muchos de los agilistas han pedido más días de competición” y agradeció “el esfuerzo realizado tanto por mis compañeros del club ‘Careacan León’, como por el club asturiano ‘Xanastur’ y por los apoyos del Ayuntamiento de Villarejo de Órbigo y de las empresas colaboradoras.

En estos tres días de competición se subieron al podium más de veinte agilitistas y sus perros y en el caso del Open de Agility los premios fueron entregados por el alcalde del municipio, Joaquín Llamas y por el concejal de Cutura, Balbino Ferrero. Por su parte, Llamas felicitó a José Luis Prieto Morán “el soñador que ha hecho este fantástico espectáculo posible y a toda la organización por regalarnos estos tres días que nos permiten aprender a disfrutar de este deporte” y añadió que “ya se nos conoce en toda España por ser un lugar donde los agilitistas se sienten muy cómodos, pero no nos conformamos y vamos a seguir poniendo de nuestra parte para mejorar y conseguir que esta competición continúe evolucionando”.

Para terminar, el alcalde también felicitó a los agilitistas Adolfo Rodríguez y Clara Ruisánchez, quienes el año pasado contrajeron matrimonio civil en un enlace que ofició Llamas y que este año han vuelto a Veguellina a presenciar el Trofeo de Agility ‘Reino de León’ en compañía de su recién nacida hija, Andrea.

Al finalizar las pruebas del sábado, los competidores acudieron a una espicha a cargo de la organización y algunos agilitistas se acercaron a ver la verbena de Veguellina, que celebraba sus ‘Fiestas del Carmen’.

Impactos: 3