León pierde la sede social de una de sus empresas más emblemáticas ante la pasividad del gobierno de la Comunidad

Diez señala que “tener a Silván al frente de la defensa de los intereses de León frente a la sistemática discriminación de la Junta es como tener al zorro al cuidado del gallinero”

Desde el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de León lamentamos la decisión de BA de trasladar su domicilio social a Extremadura alegando el mal trato recibido desde la Junta de Castilla y León que ha contrastado con el que le ha dispensado la administración extremeña, lo que viene a ser una mala noticia, una más, para esta ciudad y esta provincia.

Esta actitud de la Junta para todo lo relacionado con los intereses económicos de León no puede ser calificada de torpe o negligente, sino que responde a una estrategia perfectamente diseñada desde Valladolid para cercenar las opciones de crecimiento y desarrollo de León, de la cual es responsable único el PP de la comunidad con la necesaria connivencia de sus compañeros leoneses más preocupados de sus carreras políticas personales que del futuro de esta tierra. “La falta de compromiso de los populares con León ha hecho que perdamos la sede social de uno de los emblemas empresariales con los que contamos”, destaca el portavoz socialista José Antonio Diez.

Diez recalca que el Partido Popular al frente del gobierno de Castilla y León “no solo desatiende y descuida los intereses socioeconómicos de la provincia leonesa y de los leoneses sino que no lo disimula. Mientras se ocupa del asentamiento y expansión de otras grandes empresas en el eje Valladolid-Palencia-Burgos machaca sistemáticamente a esta ciudad y esta provincia”.

“El PP continúa ninguneando a León sitiándolo empresarial y logísticamente, condenándolo a la hemorragia poblacional y a la ausencia de posibilidades de crecimiento futuro, con el silencio cómplice de Silván que prefiere, una vez más y ante el enésimo agravio, mirar a otro lado”, explica Diez quien asegura estar seguro de que si “la vidriera se encontrara en Valladolid el Consejero de turno ya hubiera realizado solemnes declaraciones públicas, habilitado las ayudas económicas necesarias y cualquier otro tipo de gestión para evitar esta pérdida.”

Desde el Grupo Municipal Socialista recordamos al gobierno de la Junta que también lo es de la provincia leonesa, y que ésta lleva años batiendo records negativos en tasas de actividad y empleo. “Hoy asumimos que León va a perder la sede social de su empresa con más facturación, más de 272 millones de euros y 550 empleados, mientras espera por una reindustrialización que acumula décadas de retraso, reafirmándose una vez más la triste realidad que significa que Silván esté al frente del consistorio y a la defensa de los intereses de León, lo que viene siendo tener al zorro al cuidado del gallinero”, concluyó Diez.

Impactos: 4