El sistema de Justicia digital que permite la tramitación electrónica de los procedimientos judiciales ha entrado en funcionamiento en los juzgados de Aranda de Duero, en Burgos, de Arévalo, en Ávila, de Villalpando, en Zamora, y también de Villablino, en León, con lo que se completa la implantación de Justicia digital en la provincia. A partir de ahora, las operaciones de firma y consulta de documentos en los órganos judiciales de estas localidades se realizarán íntegramente en formato digital, lo que contribuirá a agilizar la tramitación y a dotar de mayores garantías a todos los actos jurídicos.

Desde que en enero de 2016 se hizo obligatorio el uso de medios electrónicos en las relaciones entre los juzgados y los operadores jurídicos, se han realizado en Aranda de Duero 97.000 comunicaciones entre notificaciones y escritos iniciadores y de trámite. En Arévalo han sido casi 36.000, alrededor de 13.000 en Villalpando y más de 23.700 en Villablino.

El despliegue de Justicia digital en estas localidades ha requerido de actuaciones de tipo organizativo, tecnológico y de gestión del cambio para capacitar al personal en el manejo de las nuevas herramientas tecnológicas. El seguimiento de los trabajos se lleva a cabo a través de un Grupo Técnico de Implantación constituido por responsables de la sede judicial y del Ministerio de Justicia que se encarga del soporte técnico para la estabilización del sistema.

La próxima semana, la tramitación electrónica de los procedimientos judiciales se pondrá en funcionamiento en Briviesca, Burgos, en Arenas de San Pedro, Ávila, y en Toro, Zamora, y está previsto que el 17 de julio se complete la implantación del sistema en toda la región.

Impactos: 37