Mediante diferentes consejos aglutinados en el itinerario interactivo específico para estas empresas

El robo o pérdida de planos, de información confidencial sobre clientes o de aspectos relacionados con la seguridad en la obra es el principal riesgo para el sector de la construcción

Las empresas del sector de la construcción también pueden ser objetivo de los ciberdelincuentes. Planos, información confidencial sobre clientes, proyectos o seguridad de la obra, son elementos que manejan y que las convierten en potenciales objetivos de ciberataques.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), entidad dependiente del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, a través de la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, pone a disposición de todas estas empresas un itinerario interactivo de seguridad específico para ellas, con el objetivo de ayudarlas a prevenir y combatir los riesgos asociados a su actividad y concienciarlas sobre la importancia de seguir unas pautas básicas de ciberseguridad.

La iniciativa, que funciona desde hace unos meses, está dirigida fundamentalmente a empresas dedicadas a la construcción o reformas de edificios y viviendas, como fontaneros, carpinteros, o empresas de aislamiento, pero también a profesionales relacionados con la obra civil, como cableado, tuberías, aceras, pavimentaciones, etc.

A través de diferentes videotutoriales, a los que puede accederse a través de https://itinerarios.incibe.es se abordan cuestiones generales de ciberseguridad incidiendo en el análisis de riesgos específicos del sector de la construcción.

De forma amena e interactiva, los vídeos reproducen situaciones cotidianas que pueden darse en las empresas y aportan soluciones para mejorar la ciberseguridad, aprender a gestionar los posibles riesgos y saber anticiparse a ellos. 

En el caso del sector de la construcción, los principales riesgos son el robo o pérdida de planos de proyectos; robos de datos confidenciales, de presupuestos o de ofertas; o aspectos relacionados con la seguridad en las obras. Una infección de los equipos informáticos por virus o un ataque por ransomware podrían generar graves consecuencias para la empresa puesto que podría llevar aparejados retrasos en la finalización de los proyectos o la pérdida de ventaja competitiva, además de dañar la imagen de la empresa. 

Desde INCIBE se recuerda que subestimar los riesgos a los que estamos expuestos es uno de los mayores errores que cometemos. La   ciberseguridad afecta a cualquier ámbito y a cualquier empresa o entidad, independientemente del tamaño. Asimismo, se incide en que la ciberseguridad es un factor clave para generar confianza y mejorar el éxito de cualquier organización y se apunta que en la mayoría de las empresas hay aspectos mejorables relacionados con la clasificación, el almacenamiento y la protección de la información.

Entre los consejos aportados por INCIBE para evitar situaciones indeseadas, destacan la correcta autenticación de usuarios y la creación de perfiles de usuario diferentes con contraseñas robustas, la actualización del sistema operativo y de todas las aplicaciones de trabajo, mantener actualizado el antivirus de los equipos informáticos,  ser muy restrictivo a la hora de instalar aplicaciones innecesarias o de riesgo, realizar copia de seguridad de los archivos de trabajo en algún dispositivo externo y configurar correctamente los parámetros de seguridad del dispositivo.

El itinerario interactivo para el sector de la construcción es uno de los diez itinerarios diseñados por INCIBE para ayudar a las empresas a ser más seguras. El resto están dirigidos al sector de la industria; la salud; el comercio mayorista; el comercio minorista; hoteles, campings y agencias de viaje; transporte y almacenamiento; centros educativos; asociaciones profesionales; y actividades profesionales, científicas y técnicas. En cada apartado, se incluyen otros vídeos, infografías y enlaces para ampliar información.

Impactos: 85