La Policía Local de León realizó 530 pruebas en la ‘Campaña especial para controlar el cumplimiento de las normas que prohíben la conducción de vehículos bajo la influencia de bebidas alcohólicas y drogas’. Cinco conductores dieron positivo en consumo de alcohol, de los que dos superaron los 0,60. Esta campaña se llevó a cabo la pasada semana.

La Policía Local de León, a través de las unidades de Tráfico (UTRAFIC) y Barrio (UBARRIO), realizó del 5 a al 11 de junio una campaña especial de controles de alcoholemia y consumo de drogas en la conducción en las principales calles de la ciudad. En total, efectuó 530 pruebas, de las que cinco dieron positivo al superar las tasas permitidas de alcohol. De éstos, dos superaron el límite establecido por el código penal (más de 0,60 miligramos por litro de aire respirado o 1,2 gramos por litro de sangre).

El Ayuntamiento de León ha colaborado con esta campaña con la Dirección General de Tráfico, que a su vez ha realizado controles de drogas y alcohol en todo el territorio nacional. El propósito de estas campañas es reducir el número de accidentes provocados por el consumo de estas sustancias.

Los principales objetivos de los controles realizado por la Policía Local han sido  proporcionar a los ciudadanos argumentos que demuestren que el alcohol y las drogas con incompatibles con la conducción y advertirles de las graves consecuencias jurídicas que conlleva la conducción de vehículos en estas condiciones.

Impactos: 39