La evaluación individualizada de tercer curso de Educación Primaria, que recoge la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), se celebrará mañana miércoles 7 y el jueves 8 de junio- en 810 colegios de Castilla y León -aunque se ha habilitado un plazo extraordinario hasta el 14 de junio en el caso de no poder realizarla en estas fechas-. Previamente, los pasados 25 y 26 de mayo, ya se celebró la evaluación de 4º de ESO y el 1 y 2 de junio, la de 6º de Primaria. Esta evaluación es un sistema objetivo de señalización de objetivos, contenidos y competencias que debe adquirir el alumnado al finalizar el tercer curso de la etapa. Asimismo, se trata de una herramienta de contraste sobre el nivel de adquisición de las competencias y un apoyo a la toma de decisiones de los docentes, al ofrecer nuevos elementos para la detección temprana de posibles carencias en los aprendizajes.

Las evaluaciones diagnósticas de las distintas etapas educativas han sido una práctica habitual en la Comunidad desde la asunción de competencias en el año 2000, atendiendo a una de las líneas prioritarias de la Consejería de Educación que es conocer permanentemente el estado de la enseñanza en Castilla y León. Asimismo, tanto los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y, en particular, la Unión Europea (UE), consideran estas pruebas herramientas que permiten obtener datos relevantes y, a partir de ellos, poder establecer medidas para mejorar el rendimiento del alumnado y la calidad del sistema educativo.

La evaluación individualizada de tercero de Educación Primaria, de carácter informativo y orientador para las familias, los escolares y los centros docentes, no tiene efectos académicos. Es una herramienta al servicio de la práctica educativa para mejorarla, es decir, para facilitar a los profesores la toma de decisiones en relación con las programaciones didácticas, con los procesos de enseñanza-aprendizaje y, en su caso, con otras actuaciones para la optimización del aprendizaje del alumnado.

De esta forma, los días 7 y 8 de junio, 21.350 escolares de Castilla y León realizarán la evaluación individualizada de tercero de Primaria de forma simultánea en 810 centros de la Comunidad. Los alumnos que no puedan realizar las pruebas en la fecha establecida con carácter general deberán efectuarlas el primer día lectivo de su reincorporación al centro, con el plazo límite del 14 de junio. Mediante esta evaluación, se comprobará el grado de adquisición de la competencia en dos ámbitos: competencia en comunicación lingüística y competencia matemática.

Pruebas y resultados

La evaluación consistirá en la realización de diferentes pruebas. Por un lado, la evaluación de la competencia en comunicación lingüística, en castellano, consta de dos pruebas: una de comprensión oral y escrita -escucha de un audio-texto y lectura comprensiva de un texto, con sus correspondientes ítems asociados- y otra de expresión escrita -realización de un dictado, varios ítems sobre el conocimiento de la lengua y composición de un texto escrito-. La evaluación de la competencia matemática consta de dos pruebas: cálculo -números y operaciones- y resolución de problemas.

Corrección de las pruebas de evaluación

En cada centro escolar se creará una comisión de evaluación que será la responsable del desarrollo de las pruebas, contando con la colaboración del profesorado del centro. Dicha comisión garantizará que el alumnado realiza las pruebas en las mejores condiciones, evitando interrupciones y distracciones que puedan afectar a su normal rendimiento.

El director o directora del centro o, en su caso, el titular del mismo, designará los docentes encargados de la aplicación y, en su caso, corrección de las pruebas de cada nivel y grupo, teniendo en cuenta que el docente no deberá impartir docencia directa al alumnado evaluado. Además, a los docentes responsables de la aplicación, corrección y registro de los resultados de las pruebas de 3º de Primaria les serán reconocidas quince horas de formación permanente.

El resultado global y para cada una de las competencias de la evaluación individualizada de tercer curso de Educación Primaria se expresará en insuficiente, suficiente, bien, notable y sobresaliente. Los tutores entregarán un informe individualizado a las familias con los resultados anteriores que tendrá carácter informativo y orientador para el alumnado, progenitores y centros.

Planes de refuerzo y mejora de resultados

La evaluación individualizada de tercero de Primaria ya se realizó los cursos 2014-2015 y 2015-2016, con resultados altamente positivos, que demostraron la adecuada adquisición de los aprendizajes correspondientes al currículo de Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas de la Comunidad.

En la última edición, más del 91 % del alumnado obtuvo una calificación final global positiva. Todos los centros han podido interpretar y valorar sus resultados, junto con otros indicadores de la actividad educativa y de contexto, para analizar el rendimiento obtenido y plantearse, en su caso, planes de refuerzo y mejora de resultados que permitiesen mejorar el nivel de los aprendizajes del alumnado en los cursos siguientes, 4º y 5º de Primaria.

De este modo, 128 centros han puesto en marcha en el curso actual planes de refuerzo y mejora de resultados para las áreas de Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas. En cuanto al horario semanal dedicado a dichos planes, el promedio se sitúa en torno a dos o tres horas, con una gran variabilidad entre centros. Además, la inmensa mayoría del profesorado responsable del desarrollo de dichos planes son los tutores-profesores de área, si bien en un alto porcentaje participan y colaboran maestros especialistas y maestros de apoyo o refuerzo de nivel.

Impactos: 5