Ocurrencias como situar gastrobares, un mercado especializado o una pista de hielo, incluso el Museo del Ferrocarril, que no puede ubicarse en un punto aislado de las vías, solo demuestran que se viene improvisando y no se tiene en cuenta el potencial existente entre el espacio libre que quedará sobre las vías una vez termine el soterrado, parcial e insuficiente por otro lado, y las actuaciones anunciadas para la avenida de Astorga.

La antigua Estación puede ser la puerta de entrada de una nueva zona verde sobre las vías, convirtiéndose en un espacio de disfrute, no comercial, de las vecinas y vecinos de León, complementando un Centro Cívico del Crucero que se ha quedado pequeño, permitiendo que oficinas municipales e incluso las innumerables asociaciones de León sin sede puedan disponer de algún espacio en la segunda planta. Esta es solo una idea más, que debe unirse a otras muchas hasta encontrar una que encaje en las necesidades de este barrio y de la propia ciudad.

Igualmente proponemos que la marquesina sí se ligue al futuro Museo del Ferrocarril, pero en un lugar donde este centro cultural pueda estar vivo, no convirtiéndose en un mero almacén de chatarra. El Museo del Ferrocarril debe permitir que las máquinas que se expongan tengan acceso a las vías y con ello el uso de la maquinaria como una parte más de la cultura ferroviaria tan ligada a León.

Existe espacio de sobra en León, pero el proyecto de integración debe fijar ya la ubicación definitiva del Museo, el antiguo proponía varios y se pudo incluso consensuar con ALAF en su momento. Va siendo hora de dar el paso y el Ayuntamiento es la institución más indicada para agilizar la dotación de un nuevo, aunque diferente, centro cultural en la ciudad.

IZQUIERDA ABIERTA LEÓN

Impactos: 67