“Es increíble que habiendo 4 millones de personas desempleadas se esté recortando empleo y no se facilite el que haya maquinistas que den el servicio completo de FEVE”, afirma la Coordinadora Provincial de Izquierda Unida.

–         La estrategia sistemática del Partido Popular para desmantelar cualquier servicio público y potenciar el negocio privado que defiende con tanto ímpetu, ha sido siempre dejar desasistido el servicio público, recortando el personal que lo presta y no manteniendo sus servicios, para que haya menor demanda del mismo ante la irregularidad y mal servicio provocado, para de esta forma justificar su eliminación progresiva.

–         “Esta parece ser la estrategia del Ministerio de Fomento con la línea de ferrocarril de vía estrecha que comunica buena parte del norte de la provincia con León que está en una situación de precariedad provocada intolerable” afirma la Coordinadora Provincial, Eloina Terrón.

–         El Ministerio de Fomento y Renfe están destruyendo así el futuro de la línea. ¿Cómo es posible que a estas alturas la mayor parte del trayecto de la línea de Guardo a León se siga realizando muchos días en autobuses?, se pregunta Terrón.

Izquierda Unida de León llevará a las Cortes la denuncia pública y la exigencia de soluciones inmediatas ante las promesas incumplidas reiteradamente de solucionar la insufrible situación actual de la línea León-Cistierna-Guardo que continúa sin los seis maquinistas comprometidos hace tres meses y la suspensión de viajes se ha convertido en una constante que soporta la ciudadanía obligada a buscarse otras formas de traslado alternativas que provocan la lógica bajada en el uso de este servicio.

A través de sus diputados en las Cortes planteará una batería de preguntas al Gobierno y de iniciativas institucionales para que se dé solución inmediata a la situación denunciada por los sindicatos ante la negativa por parte de Renfe a cubrir las bajas y las jubilaciones, recortando el personal que mantiene este imprescindible servicio que vertebra nuestra provincia, pasando de 13 maquinistas a tan sólo 7, lo que supone que la supresión de trayectos y los retrasos sean el común denominador de este servicio, que ya no cuenta tampoco en muchos casos ni siquiera de revisores.

Izquierda Unida de León no entiende que para el mes de enero habían comprometido la solución a la falta de maquinistas, y casi tres meses después siguen suspendiéndose trenes porque únicamente se han incorporado dos de los seis necesarios para dar el servicio y la mayoría de los desplazamientos continúan realizándose en autobuses.

Al retraso y el caos generado por las obras de integración que aún siguen sin fecha de finalización, se une un servicio imprevisible ante la ausencia de los maquinistas necesarios para realizar el servicio. Lo cual suponen continuos traslados y suspensiones del servicio que genera frustración, enfado y cansancio entre la población que usa de forma habitual y frecuente este medio de transporte.

Estamos seguros que hay suficiente demanda de personas que quieran, necesiten y estén cualificadas para desempeñar estos puestos de trabajo, que deben dar estabilidad y permanencia a un servicio pública imprescindible y tan importante en la provincia.

Eloina Terrón. Coordinadora Provincial de Izquierda Unida de León

Impactos: 29