La delegación del PSOE en el Parlamento Europeo ha decidido por unanimidad votar a favor del CETA en el pleno, igual que el PP y Ciudadanos.

La Coordinadora Provincial de IU señala que el Acuerdo Económico y de Comercio entre la Unión Europea y Canadá “más que un tratado es una especie de ‘constitución trasatlántica’ hecha a la medida” de la derecha política y económica. Pero parece que PSOE, PP y Ciudadanos se unen en Europa y no quieren escuchar ni siquiera a 3,5 millones de ciudadanos y ciudadanas europeos que han firmado una iniciativa contraria a estos acuerdos.

Eloina Terron explica que la votación sobre el CETA -el Acuerdo Económico y de Comercio entre la Unión Europea y Canadá, en sus siglas en inglés- que se realiza hoy miércoles en el Parlamento Europeo servirá para desterrar las políticas de izquierdas que defienden los derechos de la gente, e imponer tratados que suponen más precariedad, ataques a sectores tradicionales de la economía de nuestras regiones y un empeoramiento de los derechos laborales y sociales y del medio ambiente.

IU quiere advertir a la opinión pública leonesa de la trascendencia de esta aprobación del CETA para el futuro laboral, comercial y personal de la provincia. Terrón explica que los responsables de las instituciones de la Unión Europea (UE) han decidido ya que este acuerdo económico y comercial “se aplique de forma provisional nada más se apruebe”, aunque se haga antes de tener el necesario refrendo posterior de los 28 países miembros.

Por eso Izquierda Unida, a través del grupo parlamentario Unidos Podemos, pide llevar este ‘TTIP canadiense’ ante el Constitucional. Y estará en las calles con los activistas de seis países, entre ellos España, en los actos de protesta y movilizaciones que continuarán cuando el CETA llegue a los parlamentos nacionales.

IU denuncia las “contradicciones” de los socialdemócratas y en especial el PSOE, que consagra con su apoyo los criticados tribunales de arbitraje que permiten a las empresas demandar a Estados por cambios regulatorios que afecten a sus “expectativas legítimas” de beneficio, equiparando así al CETA con su pariente estadounidense, el TTIP, y supone apoyar un acuerdo que favorece únicamente a las grandes corporaciones.

Para Izquierda Unida el CETA “más que un tratado o un acuerdo es una especie de ‘constitución trasatlántica’ hecha a la medida” de la derecha política y económica europea. Lo mismo que ocurre con otros tratados como el TISA o el TTIP, que son acuerdos ideados en última instancia “para que la izquierda, aunque gane en las urnas, no pueda aplicar políticas sociales en favor de las mayorías”.

Eloina Terrón. Coordinadora Provincial de Izquierda Unida de León

Impactos: 6