Conocidos los datos ofrecidos por el Ministerio de Educación y Cultura sobre el abandono escolar temprano, CSIF muestra su preocupación por el aumento en Castilla y León de 6 décimas respecto al año anterior, pasando de 16,7% en 2015 a 17,3% en 2016.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) considera que “esta subida es un síntoma de que los recortes están haciendo mella en nuestra Comunidad. La subida de horas lectivas o el incremento de las ratios son medidas de recorte que han hecho mucho daño a nuestro sistema educativo. El profesorado se ve cargado de tareas burocráticas que ha de realizar fuera del horario lectivo, y la sobrecarga curricular de las materias impide la realización de refuerzos y apoyos tan necesarios en la Comunidad”, afirma Isabel Madruga, presidenta del Sector de Educación de CSIF Castilla y León.

   Aunque la subida de seis décimas puede parecer escasa porcentualmente, la distancia con las comunidades en que este índice es menos elevado, como País Vasco (con un 7,9%) o Cantabria (con un 8,6%), es “demasiado profunda”.

   Para CSIF, el paso del alumnado de la Educación Primaria a Secundaria Obligatoria es muy delicado, y la Administración no está abordando este problema. Son básicas la orientación educativa que se ha de dar desde los centros docentes y el apoyo de la Administración, ante las demandas que el equipo directivo le traslade. “A la espera del desarrollo del nuevo modelo de Orientación Educativa en nuestra Comunidad, consideramos esencial incrementar los recursos a los centros apoyando al equipo directivo en cuantas demandas traslade a la Administración.

   Entre estas peticiones está la flexibilidad en los grupos y adaptación a las necesidades reales, necesidades de personal, o incentivar la orientación educativa en los centros”, explica Isabel Madruga. Por otro lado, esta subida en el índice de abandono escolar es otra muestra de que la Formación Profesional Básica no está funcionando.

El apoyo a la FP es una de las demandas que CSIF está presentando dentro de sus propuestas para incluir en el futuro Pacto por la Educación, que se espera poder negociar durante este curso escolar. En un pacto de esta índole se debe establecer una oferta amplia y actualizada de los módulos profesionales, adaptada a la demanda de la sociedad y a los nuevos sectores emergentes mediante una Formación Profesional de calidad, que profesionalice todos los oficios, indica CSIF.

    A su vez, se ha de asegurar el establecimiento de unos criterios mínimos y estables en el tiempo, que faciliten la continuidad del alumnado que cursa enseñanzas de Formación Profesional en el sistema educativo, incardinando así esta etapa con el resto de las enseñanzas de nuestro sistema educativo, estrechando lazos entre la Formación Profesional y las instituciones de educación superior. Además, se debe proporcionar un conocimiento actualizado y el fomento de la investigación e innovación para el personal implicado en este ámbito, indica CSIF.

   Este sindicato insiste en que es indispensable que se apueste por una Formación Profesional que disponga de los recursos suficientes y de la actualización de materiales curriculares, mediante el establecimiento de un Plan de Formación Específico, que no podrá llevarse a cabo sin una dotación presupuestaria adecuada. “Es crucial asegurar una adecuada formación y actualización científico-técnica del profesorado, fomentando la relación continuada con la empresa, y posibilitando el dominio de las nuevas tecnologías, imprescindibles en este ámbito, recalca CSIF.

   En definitiva, la Administración educativa ha de hacer un esfuerzo por analizar estos resultados y poner en marcha, de forma conjunta con las organizaciones sindicales, “medidas que reviertan los recortes y permitan mejorar estos resultados, y ponernos a la altura de las comunidades con menor tasa de abandono. Nuestros políticos tienen que apostar por la educación pública, la igualdad de oportunidades y la equidad del alumnado, sin dejar a nadie atrás”, concluye Madruga.

Impactos: 23