El portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Salguero, ha explicado que la Junta de Gobierno ha aprobado hoy la resolución definitiva de la primera convocatoria para la concesión de subvenciones para la rehabilitación de edificios residenciales comprendidos dentro del Área de Regeneración Urbana (ARU) León-Oeste, fase 2015-17. Finalmente han sido los propietarios de dos edificios de viviendas de la Avenida de Quevedo los que han cumplido las bases que regulan estas ayudas, que recibirán hasta un máximo de 216.489,40 y de 86.595,76, respectivamente.

León, 20 de enero de 2017.- La Junta de Gobierno ha aprobado esta mañana la resolución definitiva de la primera convocatoria para la concesión de subvenciones para actuaciones de rehabilitación en edificios residenciales ubicados dentro del ARU León-Oeste, en la actual fase 2015-17. El procedimiento ha avanzado hoy con la propuesta de otorgamiento a nuevos beneficiarios; en este caso, los edificios de los números 8 y 39 de la Avenida de Quevedo.

Así lo ha explicado esta mañana el portavoz del equipo de Gobierno, Fernando Salguero, quien añadió que los propietarios de estas viviendas podrán recibir en total hasta 303.085 euros para diversas obras de rehabilitación y mejora de la eficiencia energética.

Mejora de la Calle Astorga

Por otro lado, la Junta de Gobierno ha aprobado la adjudicación de las obras de pavimentación y mejora de la movilidad y accesibilidad de la Calle Astorga a la empresa ‘Domingo Cueto, S.A.’ por un importe total de 252.313,68 euros. El plazo de ejecución será de cuatro meses.

Este proyecto incluye la totalidad de las aceras, que estarán al mismo nivel de la calzada, consiguiendo que todos los posibles itinerarios entre las calles adyacentes a esta vía sean siempre accesibles, así como los accesos a todos los portales de edificios residenciales y locales comerciales. Así desaparecen todos los bordillos de delimitación entre aceras de tránsito peatonal y calzadas de paso de tráfico rodado. Se adaptarán también en la medida de lo posible los trazados, niveles y pendientes de los solados con el fin de mejorar las condiciones de accesibilidad a los edificios ubicados en la calle.

El carril bici tendrá ambos sentidos, mientras que el de la vía para los vehículos será único, en dirección al barrio del Crucero, salvo en el último tramo. Los técnicos que han dibujado este proyecto han tenido en cuenta también las sugerencia vecinales de ‘humanizar la calle’, hacerla más amable para el peatón y visualmente agradable. De ahí que el proyecto pretenda eliminar esa dureza obsoleta de las urbanizaciones de los años 70, incorporando arbolado que aporte color, sombra, y mejora las condiciones ecológicas de la calle.

La Calle Astorga contará con dos líneas de arbolado, como protección de cada una de las dos aceras proporcionando sombra fresca, aumentando al mismo tiempo los parámetros ecológicos de la propuesta. Las especies arbóreas seleccionadas son acer platanoide, prunus pissardi, gleditsia tiracantoa acacia y arbustus unedo madroño, que aportarán variaciones de color y olfativas a lo largo de las diferentes estaciones del año.

En definitiva, un proyecto de calle donde prime el espacio para el peatón y la bici, fomentando la calle como espacio público apto para el encuentro y las relaciones humanas, un elemento capaz de articular sobre él actividad urbana en una escala doméstica y cumplir esa función esencial de área de estancia próxima tanto a la propia residencia como al ámbito de concentración de actividad urbana.

Impactos: 49