Los parlamentarios socialistas por León, María Aurora Flórez y Graciliano Palomo, confirman que el PSOE rechaza la medida impuesta en 2012 y denuncian que el ajuste “anunciado” por el Gobierno de Rajoy podría afectar a cerca de 40.000 leoneses

Los pensionistas leoneses han desembolsado 33 millones de euros por el copago farmacéutico desde su implantación hace cuatro años. Así lo han denunciado este martes los parlamentarios nacionales del PSOE por León, María Aurora Flórez  y Gracilianio Palomo. Ambos han precisado, además, que los 142.600 pensionistas de la provincia son los que más pagan de Castilla y León y acumulan la cuarta parte de los 141 millones de euros aportados en la comunidad por el copago farmacéutico.

“Cada pensionista leonés ha pagado 232 euros de más por sus medicamentos, con una de las pensiones medias más bajas de la comunidad, 887 euros al mes, frente a los 910 euros de la media nacional”, apuntó la diputada socialista por León, María Aurora Flórez. El senador del PSOE por León, Graciliano Palomo, agregó que la medida “anunciada” por el Gobierno de ajustar al alza las cantidades a desembolsar por los perceptores de pensiones a partir de los 18.000 euros anuales podría afectar a cerca de 40.000 leoneses.

María Aurora Flórez precisó que el PSOE es contrario a este “cambio radical y unilateral de nuestro modelo sanitario” desde que el Gobierno de Mariano Rajoy lo implantó en julio de 2012 y anunció que los socialistas no van a apoyar “medidas, injustas y que afectan a los más vulnerables, como es el incremento del copago farmacéutico a un colectivo tan castigado por la crisis económica como es el de los pensionistas”. Flórez recordó, además, que se trata de un colectivo “que se ha echado a los hombros el sostén económico de sus familiares en dificultades y que, con la inflación disparada al 1,5% en diciembre, ha visto reducida su pensión por primera vez desde 2012”. “No sólo el Gobierno no garantiza el poder adquisitivo de nuestros pensionistas sino que, además, ahora quiere que paguen más por sus medicamentos”, remató la diputada leonesa.

Por su parte, el senador socialista por León, Graciliano Palomo, manifestó que el PP intentó vender la implantación del copago con la excusa de la racionalización del gasto farmacéutico. Sin embargo, aclaró, los datos han demostrado la “falsedad” del planteamiento: “No se ha frenado el posible despilfarro pero sí que ha provocado que gente que necesita tomar una medicación ha dejado de hacerlo porque no tiene dinero para pagarla lo que, además de acrecentar los problemas de salud, implican un mayor coste para el sistema”. Palomo, esgrimiendo datos de la Sociedad Española de Medicina General (Semergen), precisó que un 15% de los pacientes crónicos, muchos de ellos pensionistas, no retiran su medicación en algún momento de su enfermedad por razones económicas. El senador leonés aclaró que “la principal razón que nos lleva a estar contra el copago farmacéutico son los efectos perversos que está teniendo en relación con la protección de la salud de los ciudadanos, especialmente los de mayor edad”.

Los parlamentarios socialistas leoneses recordaron que el PSOE se ha mostrado, “desde el primer momento, en contra del copago farmacéutico de nuestros pensionistas, tanto en las Cortes Generales como en aquellas comunidades en que gobierna”. Asimismo, señalaron que ya en la X Legislatura se registró una proposición de ley de eliminación de los copagos que fue rechazada por la mayoría absoluta del PP y que se reprodujo en la XI Legislatura (2015).

“El verdadero ahorro y eficiencia no se consigue con medidas injustas que limitan el acceso de los ciudadanos a recursos, servicios o tratamientos sino garantizando una correcta financiación de nuestro sistema público de salud y adoptando medidas que se han demostrado efectivas en comunidades gobernadas por el PSOE, como la subasta de medicamentos, la prescripción por principio activo o la compra centralizada”, indicaron María Aurora Flórez y Graciliano Palomo.

Impactos: 38