IU denuncia el enésimo recorte de docentes en la provincia de León liderando de nuevo el ranking autonómico de pérdida de 43 profesoras y maestros de Educación Infantil, Primaria y Enseñanzas Medias en la educación pública.

Si el nivel y calidad de un sistema educativo depende de sus docentes, como dicen todos los estudios e investigaciones, ¿cómo se puede mejorar la calidad del sistema educativo de la provincia de León sin docentes?

Lo que se necesitan son más docentes para ampliar la demanda de más ciclos formativos en localidades como Fabero o Villablino, a cuya población joven se está dejando sin alternativas, o para que el profesorado de apoyo no esté repartido entre centros impidiendo que puedan atender con calidad las necesidades educativas, y para dar repuesta a tantas necesidades educativas en nuestra provincia que siguen sin cubrirse.

Izquierda Unida denuncia la sangría y el continuo recorte por parte de las políticas del Partido Popular desde la Junta de Castilla y León del elemento esencial y básico de la educación en la provincia: el profesorado, el verdadero pilar de nuestro sistema educativo. “Podrán faltar tabletas o ipad en los colegios, podremos tener conexiones a internet peores, o instalaciones deficientes que necesitan mejoras, podremos prescindir de libros de texto, pero si suprimimos profesorado estamos matando la educación” afirma la Coordinadora Provincial de Izquierda Unida en León, Eloina Terrón, docente en Equipos de Orientación Educativa. Por eso reclama la derogación urgente del Decreto de recortes que el PP impuso y que impide cualquier solución a esta continua sangría en la educación pública que impulsan las políticas de este partido.

La comunidad educativa lo ha denunciado reiteradamente, explicando que desde 2008 la Junta de Castilla y León ha suprimido en la provincia 700 plazas, algunos años hasta 220. Y urgían en junio que, frente a esta política de recortes de la Junta, se dotara de 470 profesores y profesoras más en León para paliar los recortes de la crisis, que el PP ha utilizado no solo para desmantelar y recortar lo público, sino para apoyar además al sector educativo privado en León.

A estos continuos recortes de profesorado en la educación pública, pese al aumento de alumnado, se añade un presupuesto educativo de la Junta de CyL reducido en un 18,5% (frente al 11,5% en la reducción media nacional) o la falta de cobertura de las sustituciones hasta los diez días lectivos o más. Todos estos recortes, realizados por parte la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, desde el año 2010 han significado importantes dificultades de funcionamiento para los centros educativos, una importante merma de las plantillas docentes de los centros docentes públicos, así como un grave deterioro de las condiciones de trabajo del profesorado. A pesar de lo cual el profesorado de la Educación Pública ha continuado totalmente comprometido con la mejora de la Educación en León.

Izquierda Unida denuncia que desde el máximo del presupuesto liquidado en Educación que se produjo en el año 2009 con un total de 2.213,438 millones de euros (3,99% del PIB), el PP acometió un recorte continuado hasta el año 2013 con una liquidación de 1.779,598 millones de euros (3,42% del PIB), seguida de un leve incremento en los años 2014 y 2015, en los se invirtieron en Educación 1,865,655 y 1,936,792 millones de euros (3,56% y 3,62% del PIB).

Este leve incremento en los presupuestos debería consolidarse por encima de los factores coyunturales y aumentar en este próximo ejercicio presupuestario para poder ampliar el profesorado necesario de cara a cubrir todas las necesidades de la provincia, especialmente en las zonas rurales, como el Bierzo o Laciana donde el PP cerró la Escuela de Educación Infantil ‘Tierno Galván’ de Villablino, el incremento en esas zonas de la formación profesional de grado medio y superior, la ampliación de la educación de personas adultas, el aumento de plazas en la Escuela Oficial de idiomas y en el Conservatorio, la atención a la diversidad y la inclusión, la situación de los ‘centros-gueto’ de la provincia, situados sobre todo en el extrarradio de los grandes núcleos de población, entre tantas otras necesidades urgentes y prioritarias, como los comedores (sustituyendo el modelo de líneas de frío que traen la comida de la otra parte del Estado, a veces en malas condiciones como se ha denunciado), el transporte, o la sensibilidad y flexibilidad a la hora de aplicar las ratios y formar grupos, sobre todo en los centros de las zonas rurales, como en el caso del CRA de Olleros de Sabero.

“Es necesario y urgente que se produzca un incremento progresivo de la inversión en Educación durante los ejercicios de 2017, 2018 y 2019, especialmente en el capítulo de gastos de personal (Capítulo 1), hasta alcanzar al final de la actual legislatura el nivel de gasto existente en 2009, que revierta los recortes y contribuya al menos a restaurar las condiciones del trabajo y las plantillas del profesorado previas a los mismos”, afirma la Coordinadora de IU, Eloina Terrón.

Por eso Izquierda Unida de León llama a movilizarse a toda la comunidad educativa en la provincia para impedir nuevos retrocesos en el gasto público destinado a los Centros Públicos en nuestra provincia, y exigir a la Junta de Castilla y León blindar el presupuesto en educación, garantizando un suelo del gasto público educativo en la próxima reforma de nuestro Estatuto de Autonomía de tal manera que al menos un 4% del PIB de nuestra Comunidad se destine a los presupuestos de la Consejería de Educación y el aumento progresivo del gasto público educativo hasta alcanzar el porcentaje del PIB medio de la OCDE.

Eloina Terrón Bañuelos. Coordinadora Provincial de Izquierda Unida León.

Impactos: 53