OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana la concesión directa de subvenciones por importe de 240.000 euros a las universidades públicas de León, Burgos, Salamanca y Valladolid para financiar programas de información y educación ambiental. Los programas deberán estar vinculados a la gestión ambiental y a la ambientalización curricular de las universidades, todo ello en el marco de la II Estrategia de Educación Ambiental 2016-2020.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha suscrito con cada una de las universidades públicas de Castilla y León un protocolo de colaboración para el fomento de la investigación en el campo de la eficiencia energética, la gestión medioambiental y el desarrollo educativo, que se concretará en líneas de actuación que incluyen, entre otras, la mejora de la gestión ambiental, el avance en la integración curricular del medio ambiente y la sostenibilidad y la promoción de la sensibilización ambiental de los universitarios mediante la creación de oficinas verdes o de sostenibilidad.

Para ello, el Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana la concesión sendas subvenciones de 60.000 euros a las cuatro universidades públicas -Burgos, León, Salamanca y Valladolid- con cargo a los presupuestos de 2017 hasta 2019, todo ello en el marco de la II Estrategia de Educación Ambiental, aprobada el pasado mes de junio.

El objetivo fundamental de esta Estrategia es concienciar a la población de Castilla y León sobre su realidad ambiental y contribuir, desde la educación ambiental, a conformar unos modelos de conducta activos en pro de la sostenibilidad social y económica que mejore la calidad de vida de los habitantes de la Comunidad.

La Estrategia tiene como una de sus orientaciones básicas la de impulsar la información, comunicación y participación en todas las acciones y decisiones de gestión ambiental y garantizar la accesibilidad y comprensión de la información ambiental, y considera fundamental integrar la educación ambiental en todos los ámbitos de la enseñanza para hacer realidad el desarrollo sostenible.

Para ello, considera a los docentes y a los profesionales de la educación ambiental, del medio ambiente y del desarrollo sostenible como un elemento clave, y las universidades son, por tanto, instituciones de gran interés para la promoción del desarrollo sostenible por su papel en la investigación y en la formación de los futuros profesionales y por ser un referente de calidad y de innovación para el conjunto de la sociedad, ocupando un papel central en el desarrollo cultural, económico y social.

Impactos: 20