Los consejeros de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, y de Educación, Fernando Rey, han firmado esta mañana un protocolo con los representantes de las empresas concesionarias de los comedores escolares, las confederaciones de padres y madres y la Federación de Estudiantes de la Comunidad que promueve actuaciones de información, divulgación y concienciación dirigidas a los usuarios de este servicio público en los centros de Educación Infantil y Primaria. El objetivo de este acuerdo es desarrollar actuaciones de gestión de comidas no servidas, a la vez que se educa en valores a los escolares acerca de la realidad social de sectores más desfavorecidos. Al mismo tiempo, los excedentes no utilizados y en perfecto estado para su consumo serán donados para que la Junta los incorpore al protocolo habitual del servicio de entrega de alimentos incluido en la Red de Protección a las personas y familias vulnerables. Con todo ello, se pretende que los alumnos tomen conciencia y modifiquen aquellas prácticas que favorecen la generación de excedentes alimentarios ya que con ello se fomenta la adquisición de hábitos saludables y sostenibles con el medio ambiente.

Desde 2008, la Consejería de Educación presta el servicio público de comedor escolar a una media de 33.000 comensales diarios. Este servicio desempeña una destacada función mediante las ayudas para compensar posibles carencias de tipo familiar, económico y sociocultural. Por ello, y de conformidad con el Acuerdo del Consejo del Diálogo Social de Castilla y León, se aprobaron el pasado mes de septiembre nuevos umbrales de renta para el acceso al sistema de ayudas mejorándolo de manera que se llega a muchas más familias y se favorece la desaparición de las consecuencias derivadas de estas carencias.

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha subrayado, que desde la aplicación de los nuevos umbrales se han incrementado las ayudas de gratuidad total por motivos de renta en más de 4.000 nuevos beneficiarios, lo que supone un 55 % de aumento. Además, hay 1.026 nuevos beneficiarios de ayudas del 75 % y 3.240 beneficiarios de ayudas del 50 % que han accedido por primera vez a las becas de comedor gracias a los nuevos umbrales aprobados.

Por otro lado, dentro del Plan Global de Mejora de Comedores Escolares que se lleva a cabo en los centros de Educación Infantil y Primaria de la Comunidad desde el curso 2014-2015, la Administración educativa autonómica va a llevar a cabo una nueva línea de trabajo con el doble objetivo de reducir los excedentes de alimentos y al tiempo educar a los escolares de Castilla y León en la responsabilidad y solidaridad.

Esta iniciativa se realizará de manera conjunta por todos los actores implicados en la gestión, por lo que los consejeros de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, y de Educación, Fernando Rey, han firmado esta mañana un protocolo con los representantes de las empresas concesionarias del servicio público de comedor escolar -Aramark, Serunión-Grupo Lince Asprona, Ausolán-Igmo, Comedores Colectivos de Celis y Clece-GH de Luz- así como con los de las confederaciones de padres y madres y la Federación de Estudiantes de la Comunidad -Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de Centros Públicos de Enseñanza de Castilla y León (Confapacal), Confederación de Madres y Padres y de Alumnos de Centros Rurales de Castilla y León (Confarcale) y Federación Autónoma de Asociaciones de Estudiantes (Fadae)-.

De este modo, el documento incluye la realización de actuaciones en el comedor escolar tendentes a la adquisición de hábitos saludables y sostenibles con el medio ambiente, considerando que es el espacio adecuado por su carácter educativo y práctico. Asimismo, las empresas adjudicatarias de comedor escolar realizarán estudios para conocer cómo y dónde se producen los excedentes, con especial atención a las cocinas centrales; y acciones de sensibilización y colaboración con bancos de alimentos, ONG y otras asociaciones sin ánimo de lucro con el objeto de reutilizar en la medida de lo posible los excedentes alimentarios no servidos en los comedores con el objetivo de educar en valores a los escolares acerca de la realidad social de sectores más desfavorecidos, promoviendo así una gestión más ecológica y eficiente de los recursos a la vez que se potencia la solidaridad y la equidad en el ámbito educativo de la Comunidad.

Labor social a través de la donación de excedentes

Uno de los objetivos del acuerdo firmado esta mañana es la donación social de los productos utilizados en comidas no servidas ni utilizadas y en perfecto estado para su consumo. La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha señalado que la Consejería incorporará estas donaciones recibidas al protocolo habitual del servicio de entrega de alimentos incluido en la Red de Protección a las personas y familias vulnerables.

García ha destacado el trabajo de la Junta por fomentar la responsabilidad social corporativa, que muchas empresas de Castilla y León están realizando y que supone beneficios para la sociedad y también para las propias empresas. En este sentido, la Consejería emitirá a las empresas que donan estos excedentes los certificados pertinentes recogidos en el Fondo de Solidaridad para la lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Castilla y León con el fin de aplicarles los incentivos fiscales previstos en la Ley de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades creó el Fondo de Solidaridad para la lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en Castilla y León como un instrumento económico de intervención social. El Fondo es un instrumento financiero de captación y distribución de recursos económicos para la financiación de proyectos o actuaciones que siguen una estrategia previamente determinada con el fin de combatir la pobreza y la exclusión social e incrementar la cohesión social de la sociedad castellanoleonesa.

Alicia García ha señalado que la implicación de administraciones y empresas adjudicatarias en este caso se suma al trabajo que viene desarrollando la Red de Reparto Urgente de Alimentos que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades creó en marzo de 2013, convirtiendo a Castilla y León en la primera Comunidad en crear un canal de distribución de productos básicos de alimentación e higiene para cubrir de forma inmediata las necesidades urgentes de los ciudadanos.

Este servicio, que se activa con una simple llamada al teléfono de información de la Junta de Castilla y León 012, ha atendido desde su puesta en marcha las necesidades de más de 5.400 familias. En el primer semestre de 2016, se contabilizaron 181 llamadas urgentes al 012 por necesidades de alimentos, un 36 % menos que en el mismo periodo de 2015.

Gestión del servicio de comedor escolar

El servicio de comedor escolar gestionado por la Junta de Castilla y León ofrece al ciudadano una interacción permanente con su solicitud, de manera que es posible realizar múltiples actuaciones a través de internet o bien llamando al servicio 012.

Así, los padres pueden solicitar el uso esporádico del comedor escolar, siempre que haya plazas libres, una modificación dietética durante unos días -dietas blandas se pueden solicitar antes de las 9.30 horas del mismo día- y la anulación del servicio de comedor escolar en los días previos e incluso el mismo día hasta las 9.30. También pueden solicitar para sus hijos menús especiales de regímenes dietéticos, que bajo prescripción facultativa necesiten -siempre con una semana de anticipación-. Asimismo, es posible realizar las encuestas de valoración del comedor escolar. El periodo para cumplimentar la encuesta correspondiente al primer trimestre del presente curso escolar finaliza mañana día 22 de diciembre. Se trata de un instrumento muy útil para la Consejería pues permite conocer el grado de satisfacción de mano de los usuarios del servicio así como detectar posibles deficiencias y de esta manera mejorar el servicio.

Para todas estas gestiones pueden llamar al número de atención telefónica de la Junta, 012, que atiende personalmente las llamadas de los usuarios en el horario comprendido entre las 7.45 a las 22.00 horas, de lunes a viernes y los sábados no festivos de 10.00 a 15.00 horas.

Finalmente, las gestiones a través de internet se pueden realizar en cualquier momento entrando en la web comedoresescolares.jcyl.es , registrándose previamente. Durante el último curso, se ha adaptado la aplicación a dispositivos móviles para facilitar la gestión a las familias. Se trata de una funcionalidad muy utilizada por las familias, prueba de ello son los 7.862 usuarios registrados que engloban a 10.716 comensales y que, en el último curso, han realizado 68.490 gestiones. A través de internet es también posible realizar tanto su reserva de plaza de comedor como la solicitud de ayudas de comedor para los alumnos.

Impactos: 20