Las concejalas de Cultura, Patrimonio y Turismo, Margarita Torres, y de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, han visitado esta mañana las obras que se están llevando a cabo en el depósito de agua romano situado en el aparcamiento de San Pedro y que permitirá mejorar la conservación y mantenimiento de este monumento que forma parte de la ruta monumental del León Romano. La inversión asciende a 24.000 euros y las obras finalizarán antes de febrero.

León, 21 de diciembre de 2016.- La obra, que se ejecuta desde el área de Parques y Jardines del Ayuntamiento, consiste en la retirada de la capa de grava en el perímetro del depósito, reperfilado del recinto interior para que pueda albergar una capa de tierra vegetal sin ocultar los paramentos, llenado con la capa de tierra vegetal, extendido y siembra y dotación de pavimento de granito en el límite entre el perímetro del depósito y los pavimentos anexos. La obra se completa con la reposición del adoquín y el sistema de riego automatizado.

La concejala de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, ha señalado que el principal objetivo es “devolver todo el esplendor al aljibe para uso y disfrute de los leoneses y visitantes de nuestra ciudad con características muy similares a las de hace 2.000 años”.

El aljibe romano

Por su parte, la concejala de Cultura, Patrimonio y Turismo, Margarita Torres, ha destacado la “importancia de recuperar y poner en valor este monumento que forma parte de la ruta del León Romano” y que cuenta con el código QR que permite descargar toda la información sobre el mismo en el móvil.

Los restos del depósito de aguas de la Legio VI Campamento Julio-Claudio fueron excavados arqueológicamente en sendas campañas realizadas en los años 1993 y 1995, procediéndose en dicho intervalo de tiempo al traslado de los mismos desde su ubicación original, en la esquina de la Calle Arquitecto Ramón Cañas del Río con San Pedro, a su ubicación actual en la esquina de la Calle Arquitecto Ramón Cañas del Río con El Torrejón.

Los restos consisten en una construcción de planta rectangular de 35 metros de largo y 12 metros de ancho de la que se conservan sus muros de opus caementicium, habiéndose dotado al perímetro de una capa de grava de aproximadamente 10 centímetros de espesor, capa de grava que ocupa también el interior del recinto, dispuesta en este caso sobre un geotextil.

Los trabajos se iniciaron el pasado 22 de noviembre. Hasta el momento se ha ejecutado la retirada de la capa de grava en el perímetro del depósito, el reperfilado del interior del mismo, el aporte y extendido de la capa de tierra vegetal, así como la dotación de pavimento de granito.

Impactos: 58