“Han encontrado un guate blanco / Tiene un mapa dibujado con el camino que debes seguir / Si quieres.”

Este poema marcó la existencia de Ella. Justo el día anterior, volviendo a casa con la pena envuelta en el abrigo, se encontró a guanteblanco pisoteado. El poema era real, en el guante se había desdibujado un mapa, después de haber recibido, vete a saber, cuántas pisadas. Se le habían borrado algunas coordenadas al mapa de guanteblanco.

Ella acarició a guanteblanco mientras resbalaban nubes y sueños por sus mejillas, se acercó al ordenador y dejó que sus dedos anudaran palabras: “Curadme. / Estoy en esta red social / Pidiendo ayuda / Déjame tu jersey de alpaca tengo frío.”

Alguien desde un vértice desconocido contestó semidesnudo: “Las fotos no son breves como dijo Berger, / son mentira / y tu Instagram también por lo que sé.”

Entonces Ella le envió su usado jersey de alpaca, el que alguien le tejió cuando la noche se quedó a vivir tantos vacíos.

Agradecido al recibir aquel jersey de alpaca, volvió a teclear otro mensaje: “Estudiaré geografía / con un solo objetivo, / comprender los mensajes que me mandas / (Y la manera en que bailabas ayer)”

Ella se emocionó, tenía que ser él, el portador de guanteblanco. Su corazón redactó ritmos y paisajes. Al fin lo había encontrado, no iba a bailar sola nunca más.

Esta historia precedente, construida con poemas de Camino Román Álvarez, (las palabras entrecomilladas, son versos de Camino) quiere ser un homenaje a una joven artista, que ya ha sido galardonada por su pintura, y que ahora está nominada al Premio Adonáis de Poesía de este año 2016.

-El libro que presenté al Premio Adonáis, es mi tercer poemario, se titula “Accidente”. Me animaron a presentarlo, después de haberlo leído. Pero cuando hace un par de semanas, más o menos, me llamaron de la editorial Rialp, que es la organizadora del certamen, para comunicarme que era finalista no daba crédito. Esto me lo cuenta Camino por e-mail y luego en persona cuando nos vimos en Veguellina de Órbigo el pasado lunes.

Camino dice que no ganará, llena de humildad -¡Menudos currículos tienen los demás finalistas! Pero eso no tiene, o no debería tener mucho que ver, supongo que el jurado determinará la obra, no el currículo y desde Veguellina de Órbigo, convocaremos a las musas, para que el veredicto sea propicio y justo. De todos modos: ¡Enhorabuena Camino! Ser finalista de un certamen internacional de poesía con el prestigio del Adonáis, ya es todo un premio.

Mordida existencial: Un honor y un orgullo muy grande sentimos todos los que conocemos a Camino,  al saber que esta joven veguellinense estará el próximo 16 de este mes, en la Biblioteca Nacional en Madrid, esperando el veredicto del jurado del Premio Adonáis. Un premio que lleva celebrándose desde 1943 y que le ha sido otorgado a poetas tan grandes como José Hierro, Claudio Rodríguez, o José Ángel Valente, y entre sus accésits figuran: Antonio Gala, Ángel González o Antonio Colinas. Ahora también Camino Román Álvarez estará en esta lista de poetas del Premio Adonáis de Poesía. Que las ninfas del Órbigo te sean propicias Camino. Desde tu pueblo te mandamos toda la fuerza para que tengas larga vida en ese Olimpo de las letras. Un abrazo y ¡Enhorabuena!

Manuela Bodas Puente – Veguellina de Órbigo, León.

Impactos: 3022