Santos pide a Suarez-Quiñones que vuelva a abrir el Centro de Control de Calidad de Onzonilla

En 2013 la Junta de Castilla y León cerró siete de los nueve laboratorios provinciales (centros de control de calidad), entre ellos el de León. Solo permanecieron en funcionamiento los de Burgos y Valladolid.

Los centros de control de calidad, ubicados uno en cada provincia de Castilla y León, tienen encomendadas distintas funciones. Entre otras, la acreditación y control de los laboratorios privados, realización de ensayos de contraste e intercomparación, realización de pruebas y ensayos y emisión de los correspondientes informes, elaboración de nuevos procedimientos de ensayo en aquellos supuestos en los que la norma correspondiente no contiene procedimiento, desarrollo de nuevos ensayos y puesta en práctica, calibración y verificación de los equipos, seguimiento de distintivos de calidad y estudios geotécnicos.

La reorganización de los laboratorios de control de calidad se planteó como consecuencia de la escasa actividad que desarrollaban debido a las circunstancias económicas derivadas de la crisis, pues su función principal estaba relacionada directamente con la obra pública y la construcción. Por lo tanto, creemos que, una vez que han cambiado las circunstancias económicas, parece evidente la necesidad de volver a abrir el Laboratorio de León, para demostrar que la razón final no fue la privatización de un servicio, sino las circunstancias derivadas de la escasez de inversión pública

En el año 2015 el Consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván, aseguraba que en los meses de mayo y junio se procedería a la evaluación del escenario económico y de la tendencia de obra pública para estudiar una posible reapertura de los laboratorios de Fomento.

Hoy UPL, más que nunca, cree necesaria que la enorme inversión en el edificio de Onzonilla, la moderna tecnología y la profesionalidad de los trabajadores que desempeñaban su labor en él, unido a la mejora de las condiciones económicas, obligan a reabrir un laboratorio como el de León.

Por ello, el Procurador de UPL, Luis Mariano Santos Reyero, exige al Consejero de Fomento que reabra el centro de control de calidad de Onzonilla. “No se puede mantener cerrado un edificio de tal magnitud y dotado de moderna tecnología de precisión cuando existe actividad para mantenerlo, más aún cuando su función en estos momentos es del todo imprescindible”.

Impactos: 35