El Madrid exhibe pegada ante un buen Leganés. Gareth Bale volvió a abrir el camino con un doblete. Morata, titular por la baja de Benzema, volvió a demostrar lo que vale

El Leganés visitaba el Bernabéu por primera vez en su historia. Quien lo iba a decir hace unos años pero es real, los pepineros están disfrutando en Primera División. De color verde esperanza, saltaban a la cancha convencidos de que podían vencer al equipo de Zidane. A orden defensivo es difícil ganarle a Garitano. Unai López se encargaba de la individual a Kroos para evitar la salida limpia del juego merengue. El Madrid se comenzaba a desesperar. Fruto de ello fue la amarilla a Cristiano Ronaldo en el minuto 17, por protestar airadamente lo que él creía que era una falta. El encuentro carecía de ocasiones por un lado y por otro, pero la batalla la ganaba el Lega en lo táctico anulando cualquier opción de ataque del Real Madrid. Sin embargo, la pegada es la pegada. Pase medido de Isco rompiendo la línea defensiva para que Bale, con algo de fortuna, librara a Serantes y anotara el 1-0. Era la primera llegada clara de los locales y fue en el minuto 38. Y justo al filo del descanso, Bale volvía a castigar a los pepineros tras un barullo en el área. Demasiado castigo para una buena primera parte de los visitantes.

img_4660Gareth Bale salió enchufado del vestuario tras el entretiempo. Sus dos goles demostraban que volvía a ser el desatascador del juego del Madrid. Tuvo el tercero en un cabezazo que detuvo brillantemente Serantes. Los hombres de Zidane salieron con otra cara al césped buscando liquidar definitivamente el partido. Para ello volvía el croata, el deseado, la baja más notoria del conjunto blanco. Luka Modric saltaba a la cancha al 60, recibido con una ovación de gala por su afición. El Leganés no se rendía. Szymanowski, en una contra, se plantó uno contra uno ante Keylor, pero el costarricense sacó una mano fundamental para desviar a córner. Omar Ramos ingresó por Darwin y dio otro aire a su equipo, aunque continuaban fallando en el último pase. Y, como siempre, un gol más para su cuenta, no tan codiciada como las de otros. Hablo de Morata, que no falló ante Serantes para poner el 3-0 y sentenciar. Su octavo gol en la temporada le pone como máximo goleador del Madrid este curso, y sin ser titular indiscutible.

El Real Madrid se irá líder antes del parón por las selecciones, lo que les dará tranquilidad. Hoy ganó, pero no convenció. Aunque Bale sigue siendo el mejor del equipo y Morata continua enchufando goles. El Leganés fue un rival más que digno en el Bernabéu aunque poco a poco, va cayendo en la tabla hacia las posiciones de abajo. 

Juan Lorenzana Prieto @juanlp91

Fotografías: Federico Titone 

Impactos: 110