Tras un duro informe del Procurador del Común, y en espera de otro, el portavoz socialista no descarta acudir a la Fiscalía para que ponga fin a una sucesión de “contratos a dedo” que amparan UPL y PP

La política de contratación pública en el Ayuntamiento de Val de San Lorenzo, que gobiernan en coalición UPL y PP, está sirviendo a los intereses personales y políticas de ambas formaciones, contraviniendo los principios más básicos. “Una serie constante de contratos a dedo”, sin garantías para el resto de las personas que concurren a estos empleos, que además han beneficiado a familiares directos de concejales del equipo de Gobierno.

 No sólo lo denuncia públicamente el Grupo Socialista en este municipio por boca de su portavoz, Ricardo Fernández. Esta situación también ha sido afeada con dureza en una reciente resolución del Procurador del Común, el Defensor del Pueblo de la Comunidad.

 Este informe independiente sobre le proceso de contratación de una persona dentro del Plan Especial de Empleo de la Diputación deja claro que la contratación final “queda en entredicho” desde el momento en que fue el alcalde, Eligio Geijo Palacio (UPL) el que realizó personalmente la única prueba, una entrevista personal a los seis aspirantes, “quien sin que conste la motivación de la puntuación asignada a cada uno de los méritos baremables a los interesados ni la documentación aportada por éstos para acreditar tales méritos, decidió la elección”.

 Y por si faltaba algo, el portavoz socialista recuerda que la persona seleccionada finalmente es sobrina del teniente de alcalde, Secundino Cordero de la Fuente, actualmente cabeza de lista del PP, partido que sumó sus tres ediles para hacer alcalde al hoy leonesista Geijo. Quien censuró todo el proceso, una de las aspirantes, fue quien denunció el caso ante el Procurador del Común, recibiendo ahora toda la razón en sus quejas.

 Para Fernández, el caso no es aislado sino “una forma de actuar sistemática, constante” y ha vuelto a ocurrir, con otro empleo reciente en el Ayuntamiento de Val de San Lorenzo para un encargado de servicios múltiples. N este otro caso, el trabajador fue seleccionado  en un concurso de méritos cuando su mérito clave consistía en que la persona que ocupaba hasta ahora el puesto, él mismo, puntuara el doble de lo habitual por su trabajo previo en el Ayuntamiento.

El problema que es que “señor siempre fue contratado de la misma manera, a dedo”, primero por la ex alcaldesa, María Azucena Fernández de Cabo, del PP, y después por el actual alcalde, Eligio Geijo Palacio, de UPL, si bien también en este caso el ‘agraciado’ cumple el requisito de ser familiar directo de una candidata de la lista popular.

 El portavoz del Grupo Socialista espera otra respuesta en el mismo sentido que la anterior del Procurador del Común, al que nuevamente ha acudido para conocer su informe, “y si va por la misma línea no descartamos poner este tipo de maniobras en manos de la Fiscalía” porque “es una vergüenza que en un municipio con una cuarentena de personas paradas los mismos puestos vayan para las mismas personas y los contratos sean de la misma manera teledirigida por razones familiares y políticas”.

Ricardo Fernández

Portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Val de San Lorenzo

Impactos: 45