Con el objetivo de impulsar la información, comunicación y participación en todas las acciones y decisiones de gestión ambiental, al mismo tiempo que garantizar la accesibilidad y comprensión de este tipo de información, se pone en marcha esta campaña de sensibilización ambiental centrada en la adecuada gestión de los residuos domésticos. Se desarrollará en los próximos meses en las provincias de León y Ávila, donde se entregarán 165.000 juegos de bolsas para el reciclaje de envases y papel. El pasado año se recogieron en la Comunidad de manera separada 21.661 toneladas de envases ligeros y 43.442 toneladas de papel y cartón.

El director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, José Manuel Jiménez, y el director de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes, Ángel Hervella, acompañados de representantes municipales y provinciales, han repartido esta mañana los primeros juegos de bolsas para reciclaje de envases y papel, dentro de la campaña ‘Reciclar es una oportunidad’.

José Manuel Jiménez ha destacado que “los ciudadanos de León depositan en los contenedores azules, 17,7 kg de papel y cartón, un dato que está por encima de la media nacional”, a lo que ha añadido que “en el caso de los envases, aún hay un camino que recorrer para estar, como mínimo, en la media de la Comunidad”. Por último, remarcó que “convertir los residuos en recursos es el objetivo final de las acciones que se están desarrollando desde la Consejería”.

En la actualidad, la provincia de León es la única que cuenta con dos plantas específicas para la selección y clasificación de envases, por lo que resulta de gran interés incrementar las tasas de envases recogidos separadamente a fin de optimizar su rendimiento y mejorar la sostenibilidad y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

El reciclaje es un pequeño gesto que permite brindar una segunda vida a los residuos al transformarlos en nueva materia prima, a la vez que se reducen las emisiones y el consumo de agua y energía. Cabe destacar que la gestión de residuos se considera una actividad prioritaria para combatir el cambio climático y reducir, de esta manera, la huella ambiental de la actividad humana.

Durante la campaña, un autobús articulado y decorado ofrecerá información específica y práctica sobre la gestión de los residuos generados en los domicilios, y se entregará a los ciudadanos un juego de bolsas de dos contenedores domésticos de material textil, uno azul para la recogida de papel y otro amarillo para los envases.

En la provincia de León, junto a la capital, la campaña se desarrollará en las localidades de San Andrés del Rabanedo, Villaquilambre y Ponferrada, abarcando a un total de 245.021 habitantes. Así, en León estará en diferentes localizaciones hasta el 27 de octubre, para posteriormente desplazarse hasta San Andrés del Rabanedo – el 28 y 31 de octubre-, Villaquilambre – el 2 y 3 de noviembre-, y finalizar en Ponferrada – del 4 al 9 del mes que viene-.

Sobre la campaña ‘Reciclar es una oportunidad’

El principal objetivo de la campaña es apoyar la recogida selectiva de los residuos municipales en 17 localidades de las provincias de León y Ávila, que abarcan una población total de 352.610 habitantes.

Junto a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, la campaña se realiza en colaboración con Ecoembes, organización encargada de cuidar el medio ambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases en España y que tiene la misión de proporcionar a la sociedad una respuesta colectiva de los agentes económicos ante los temas medioambientales relacionados con el consumo de productos envasados domésticos.

En total está previsto distribuir 165.000 bolsas para reciclaje de envases y papel en un pack formado por dos contenedores domésticos de reciclaje, uno azul y otro amarillo. Para llevar a cabo esta campaña en la provincia leonesa se ha contado con la colaboración del Consorcio de León, encargado de gestionar los residuos de la provincia, y del Ayuntamiento de la capital y del resto de localidades.

La campaña sirve para difundir los cuatro retos principales que se han identificado en relación con los residuos domésticos: incrementar la separación de los residuos en origen para fomentar su reciclado; promover una economía circular que reintegre los materiales usados al ciclo de producción; recuperar la calidad ambiental sellando los vertederos agotados; y aplicar la jerarquía establecida a nivel europeo para la gestión de los residuos que promueve la reducción de la generación de residuos y la recuperación de los recursos naturales que contienen.

Datos sobre reciclaje en el año 2015

En Castilla y León se han recogido de manera separada 21.661 toneladas de envases ligeros y 43.442 toneladas de papel y cartón. La Comunidad recupera de media el 5 % de las materias recuperadas en el conjunto de España.

Los envases ligeros y el papel y cartón se recogen mayoritariamente a través de los contenedores instalados en la calle. En este último caso también hay una pequeña aportación en los puntos limpios y en el sistema puerta a puerta procedente de establecimientos y servicios.

La Comunidad contó el pasado año con un total de 11.923 contenedores de envases y 13.939 de papel y cartón, de los que 2.617 amarillos y 2.411 azules se encontraban en la provincia de León. Los principales materiales que se recuperaron de los residuos son plásticos, papel y cartón, metales y madera.

En la provincia de León hay un único Centro de Tratamiento de Residuos en San Román de la Vega, dos plantas de clasificación de envases en León y Ponferrada y ocho plantas de transferencia de residuos en las localidades de Cistierna, La Bañeza, La Robla, León, Mansilla de las Mulas, Ponferrada, Valencia de Don Juan y Villablino.

Impactos: 53