Durante la clausura del Congreso Internacional ‘Modernidad de España, horizonte europeo y apertura americana’, organizado por Iberdrola en la Universidad de Salamanca, el presidente de la Junta ha ensalzado la figura de Fernando el Católico y su capacidad de buscar la unidad, afrontar profundos cambios y la apuesta por la negociación y los pactos, lo que ha conformado un legado que sigue vigente en la actualidad.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha clausurado hoy, en Salamanca, el Congreso Internacional ‘Modernidad de España, horizonte europeo y apertura americana’, en el que ha hecho una clara defensa de la figura de Fernando el Católico como gran estadista de su época, capaz de sentar las bases de uno de los grandes imperios mundiales. Entre las experiencias que constituyen su legado, el presidente de la Junta ha destacado su capacidad para buscar la unidad preservando la diversidad, desde el respeto a las leyes, identidad e instituciones de cada territorio. Según ha señalado, en este proceso, la Corona de Castilla fue, sin duda, decisiva, aportando su solidaridad, recursos y valores a la construcción nacional de España.

En el momento actual, Herrera ha destacado que ese necesario equilibro entre unidad y diversidad se encuentra en el modelo de Estado de las Autonomías previsto por la Constitución de 1978 y que “debe justificar día a día su existencia siendo útil en el servicio a los ciudadanos”. Herrera ha defendido el modelo que ha señalado “sigue siendo la mejor opción frente a cualquier propuesta de ruptura de nuestra convivencia, al garantizar la fortaleza y solidaridad que da la unión, y al convertir la diversidad en dinamismo”.

El segundo gran legado de Fernando el Católico es su capacidad de afrontar unos cambios muy profundos, trasladando unos Reinos aún medievales a la Edad Moderna. Cambios todos ellos que supo aplicar desde la evolución y no la revolución. En este sentido, Herrera ha señalado que en España, tanto hace 500 como hace 40 años, los grandes cambios realizados desde la transformación de lo existente y a partir de amplios consensos, han sido más fructíferos y estables que los impulsados por procesos de ruptura o cambio radical.

Como tercera lección, Herrera ha destacado el valor preferente que Fernando el Católico otorgó a la negociación y el pacto, algo que los ciudadanos siguen apreciando hoy en día. El presidente ha destacado que hoy como ayer, el diálogo, la negociación,  y el pacto son el mejor camino hacia la libertad y la paz, hacia la estabilidad y el progreso.

Impactos: 60