?

La selección española de fútbol inicia en León, ante la modesta Liechtenstein, la ‘pelea’ por jugar en 2018 el Mundial de Rusia, una fase de clasificación que afronta de la mano del nuevo seleccionador nacional, Julen Lopetegui, quien se estrena en partido oficial después del prometedor debut en el amistoso ante Bélgica por 0-2.

A dos años de la próxima cita internacional, España inicia un doble camino como marca el de la nueva era y el objetivo de no fallar a la Copa del Mundo. Lopetegui tomó las riendas de la Roja en sustitución de Vicente del Bosque después de la Eurocopa de Francia y se estrenó en Bruselas con victoria y buenas sensaciones.

Ilusión renovada y transición obligada con una palabra como “disfrutar” era la más repetida que ninguna otra: “Han querido disfrutar siendo un equipo y cuando lo hacen juegan muy bien”. Lopetegui salió reforzado del estadio Rey Balduino poco más de un mes después de su nombramiento, una elección que generó más dudas que fieles adeptos.

El nuevo seleccionador no plantea una revolución, pero tiene como objetivo explotar al máximo el potencial de una generación consagrada como campeona del mundo y de Europa y una cantera, a su vez, laureada. A los jóvenes los conoce bien un Lopetegui campeón de Europa Sub-21 en 2013, con un equipo que apunta a columna vertebral de la absoluta.

Silva como líder del mediocampo

Con un afán vertical, España se vació en su juego hasta el último minuto, sin importar el 0-2 o el cariz de amistoso. David Silva bendijo el debut de Lopetegui, más líder aún ante la ausencia por lesión de Andrés Iniesta. El nuevo reto ilusiona dentro de un vestuario con ganas de recuperar la gloria perdida en el Mundial de Brasil y este pasado verano en Francia.

El canario fue la chispa que encendió el juego de la selección en un primer test de nivel superado con nota. Ahora, la clasificación para el Mundial no admite error. España ha jugado contra Liechtenstein seis encuentros con un balance de 27-1 en goles, con lo que un resultado que no sea parecido a un set de tenis sería sorpresa. De hecho, el último precedente fue el 6-0 que le endosó la Roja en septiembre de 2011 en Las Gaunas.

Más galones para Thiago y Koke

Lopetegui repetirá a priori con Thiago y Koke acompañando a Busquets en el centro del campo, así como una defensa liderada por Gerard Piqué y Sergio Ramos. Además de Silva, Vitolo pidió sitio en la Roja, mientras que arriba Morata podría tener descanso después del golpe que sufrió ante Bélgica, aunque completó el entrenamiento previo sin molestias aparentes. Su lugar lo ocuparía el renacido Diego Costa.

El de Lagarto está dispuesto a triunfar con España después de su paso discreto por la Roja. El delantero del Chelsea volvió a la selección con Lopetegui después de la Eurocopa y ante Bélgica firmó su mejor actuación hasta la fecha. Costa se reivindicó, también ante los periodistas en zona mixta, en una posición con dura competencia, ya que Lopetegui cuenta también con Nolito y Paco Alcácer.

Via: lasexta. cocm

Impactos: 76