Podemos Castilla y León solicitará al gobierno regional que no realice el próximo curso las evaluaciones externas que implica la aplicación de la LOMCE y que no se haga en ninguna de las etapas educativas. Especialmente pide al Consejero de Educación  que no lleve a cabo las reguladas por el  Real Decreto 310/2016, de 29 de julio, por el que se regulan las evaluaciones finales de Educación Secundaria Obligatoria y de Bachillerato previstas para el curso que viene. Además también solicita que se inste al gobierno central a que no se promulguen leyes o decretos educativos hasta que no se alcance un Acuerdo de Estado por la Educación.

La LOMCE ha sido  una ley que jamás ha contado con el consenso de la comunidad educativa, y que ha generado numerosos conflictos en los centros educativos españoles derivados tanto del desconocimiento de la ley, como de los mecanismos de aplicación de la misma, así como de su gran carga ideológica.

Sin duda uno de lo puntos críticos de la ley han sido las pruebas externas a las que se ha sometido al alumnado, muchas veces realizadas en contra de la voluntad manifestada tanto de padres y  madres como por la comunidad  educativa en su conjunto. Las evaluaciones externas tienen un gran carácter segregador y por ello el grupo parlamentario Podemos Castilla y León considera necesario que no se realicen estas evaluaciones como ya han hecho otras Comunidades Autónomas.

Impactos: 68