Ante las cifras de reducción del paro en Castilla y León en el mes de julio hechas públicas hoy, es cierto que el paro ha descendido, pero en un mes en el que tradicionalmente estas cifras se reducen debido al período estival. No hay que dejar pasas, que a pesar de los empleos generados, tan solo alrededor del 7% de los contratos son indefinidos, un indicar del tipo de trabajo generado. La hostelería es el sector que más aumentar su empleabilidad, algo muy característico de los meses de verano. Con lo cual podemos indicar que se trata de empleo principalmente temporal.

Los datos en Castilla y León según la encuesta de paro es que éste ha descendido un 15,5%, y que es superior a la media nacional y el sector servicios también ha sido el más favorecido.

A pesar de que la Junta de Castilla y León ha anunciado que los datos indican que la bajada del paro es la tendencia, no debemos de olvidar que la tasa de temporalidad aumenta. Así como tampoco, relacionarlo con los datos de la población activa publicados días atrás y que indican que Castilla y León es la segunda Comunidad Autónoma con la tasa de actividad más baja. Lo que indica que realmente no es que en nuestra Comunidad lo que realmente está ocurriendo es que baje el paro, sino que cada vez tenemos una población más envejecida y perdemos el talento de nuestros jóvenes. Por eso  necesitamos  un nuevo modelo productivo para Castilla y León que no conlleve la emigración de los castellanos y leoneses, sino la generación de empleo de calidad y estable.

Impactos: 48