embutidos rodriguez

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha acordado una serie de medidas de apoyo a los trabajadores de la fábrica de Embutidos Rodríguez, destruida por un incendio, y para facilitar a la empresa la reconstrucción y puesta en funcionamiento de la factoría, la recuperación de la capacidad productiva y el mantenimiento del empleo.

El Gobierno autonómico ha acordado declarar como ‘situación de especial y extraordinaria trascendencia y urgente actuación’ el incendio ocurrido el pasado 21 de mayo en la industria Embutidos Rodríguez situada en Soto de la Vega, en León. Esta empresa da empleo a 400 trabajadores entre directos e indirectos y su facturación es de unos 120 millones de euros anuales. La Junta de Castilla y León hace esta propuesta sobre la base del número de empleos afectados, la importancia de la factoría siniestrada en el sector cárnico regional y las consecuencias sociolaborales y económicas para la economía de la Comunidad.

Medidas de apoyo

De esta forma, el Consejo de Gobierno celebrado hoy ha aprobado poner en marcha medidas que fomenten la recuperación de la capacidad productiva y el mantenimiento del empleo y agilizar los permisos, autorizaciones y demás actuaciones precisas para la reconstrucción y puesta en funcionamiento de la nueva factoría de Embutidos Rodríguez.

Entre las destinadas al fomento de la recuperación de la capacidad productiva y el mantenimiento del empleo se encuentran las referidas al apoyo que pueda recibir Embutidos Rodríguez a través de las ayudas a la inversión en la industria agroalimentaria. También se ha incluido la posibilidad de articular fórmulas para el mantenimiento del empleo.

Asimismo, la Junta ha aprobado la simplificación de todos los trámites administrativos que conlleva la reconstrucción y puesta en funcionamiento de la factoría declarándolos prioritarios y de urgente tramitación. Esto permite que se reduzcan a la mitad los plazos legales en este tipo de procedimientos.

Impactos: 36