REPORTAJE SOBRE LA HULLERA VASCO LEONESA

REPORTAJE SOBRE LA HULLERA VASCO LEONESA

Mostramos nuestra solidaridad con los trabajadores mineros encerrados desde el 13 de junio. Desde Izquierda Unida seguimos reivindicando la nacionalización de la minería y compartimos el análisis de los sindicatos mineros. El carbón nacional tiene su sitio en el sector energético español (y mientras no exista una alternativa sostenible factible en la Cuencas Mineras) y solo es cuestión de voluntad política que lo tenga. Es la única fuente de energía autóctona que nos puede asegurar cierta independencia de las importaciones y de los intereses de las multinacionales que ahora inundan nuestras térmicas con carbón que llega de otros lugares del mundo donde no se respetan los mínimos derechos laborales. Porque el carbón se quema igual, y ni siquiera es el nuestro ni genera los puestos de trabajo ni la riqueza que debieran generar aquí.

También es el momento de realizar una crítica a los planes de desarrollo de las zonas mineras del carbón, que han fallado de manera estrepitosa al no dar la respuesta que nuestras poblaciones mineras venían reclamando, porque estas medidas no han supuesto alternativas reales a la minería del carbón. Por tanto es el momento de responsabilizarse y no de echar balones fuera cuando nos encontramos ante esta situación de inoperancia e incompetencia de los gobiernos autonómico y nacional que no han hecho absolutamente nada para evitarla.

El carbón constituye una economía productiva real. Este tipo de economía cada vez es más débil en nuestro país y por supuesto nuestra provincia no es ajena a este hecho. La apuesta de la Unión Europea por la economía especulativa es escandalosa. Sale más barato producir en países pobres, con lo que la economía real se traslada a países periféricos quedándonos aquí con una economía especulativa que necesita de burbujas y de la desposesión para seguir creciendo.

Es inaceptable que el Gobierno estatal, aun estando en funciones y de espaldas a los sindicatos y al resto de fuerzas políticas democráticamente elegidas, presente un plan letal para acabar con la minería. Por lo que instamos a que presione para modificar las previsiones de la Comisión Europea, por la que se ha aprobado destinar 2.130 millones de euros para cerrar las minas. En Alemania por ejemplo se están reabriendo las minas porque las consideran un sector estratégico. El mantenimiento del carbón está justificado por sus dos componentes estratégicos: el territorial (de economía local) y el de seguridad energética, lo que no significa renunciar ni a su gestión medioambientalmente sostenible ni tampoco a las energías renovables.

Por eso alto y claro nos sumamos a las reivindicaciones de los mineros encerrados y:

– Exigimos el mantenimiento de los puestos de trabajo y, por lo pronto, el establecimiento de medidas concretas para todos aquellos trabajadores que no pueden acogerse a coberturas sociales al finalizar el ERE previsto para el 1 de agosto.

– Instamos a la Junta de Castilla y León a que se haga responsable de esta situación adquiriendo la empresa y no abandone así a 200 trabajadores. Porque si la empresa abre, da empleo.  La Junta de Castilla y León ha de hacerse responsable, y también su presidente Juan Vicente Herrera de sus propias palabras, pues hace tan solo dos días enunciaba que “el PP no va a fallar ni a los mineros ni a sus familias”. Es hora de demostrarlo con el mantenimiento de estos puestos de trabajo.

– Reclamamos al Gobierno de nueva formación tras el 26 de junio que establezca las medidas necesarias para la conversión del sector del carbón español en reserva estratégica para que constituya el garante de la soberanía energética de nuestro país.

Izquierda Unida seguirá defendiendo la nacionalización del sector estratégico del carbón como reserva estratégica, el mantenimiento del empleo en Comarcas Mineras y la implantación de alternativas viables y sostenibles.

Impactos: 161