pp san andres 5

Chamorro asegura que Gancedo sólo ha sido capaz de apuntarse proyectos ya conseguidos por el PP. “Los problemas estructurales procedentes de la gestión PSOE hacen agonizar al municipio”. El portavoz popular advierte que el PP “aún tiene mucho que decir” en el presupuesto del 2011 por el que se imputó a la alcaldesa.

365 días de apariencia, postureo, cobardía política, incoherencia y cero eficacia. Así ha resumido el portavoz del Partido Popular en San Andrés del Rabanedo el primer año de gobierno de María Eugenia Gancedo al frente del tercer municipio de la provincia. Un año marcado por el cierre de las piscinas, cuya fecha de apertura se desconoce, el cierre parcial del Centro de Día, que el PP nunca cerró pese a las muchas dificultades o el cierre definitivo del Area Joven, impagos constantes a los proveedores o subida de impuestos, como el IAE, y otros que no pudieron subir como el IBI o el Impuesto de Vehículos, han marcado doce meses del gobierno PSOE-PAL. “La señora Gancedo ni siquiera ha sabido gestionar los problemas estructurales consecuencia de su gestión anterior que hacen agonizar al municipio”, explicó el edil popular que hizo hincapié en la actitud dictatorial de la regidora socialista que ha impedido, en muchos casos, y supuesto muchas trabas en otros, para poder ejercer la labor de oposición. “El chantaje, la coacción y las mañas antidemocráticas son las señas de identidad del gobierno PSOE-PAL”, indicó Chamorro que puso como ejemplo la aprobación del presupuesto del 2016 en el que se han engordado los gastos artificialmente. “Adolece de ilegalidad porque no contempla los gastos reales, algunas partidas ya están consumidas y otras a punto, por lo que no servirá para nada”, precisó el regidor que recordó que la señora Gancedo ya sabe lo que es estar imputada por un presupuesto ilegal, el que ella hizo en el 2011, “y sobre el que el PP tiene mucho que decir aún en los tribunales”, ya que se ha personado en esta causa.

A este respecto, el portavoz popular criticó que la alcaldesa haya estado cinco meses aprobando la nómina en el Pleno, entre ellas la de la alcaldesa o la de la concejala de Bienestar Social, mientras no fue capaz de llevar a esos mismos plenos las ayudas de emergencia, peses a que así se reclamó desde la oposición. “Indignante es que haya tenido el cuajo de llevar las nóminas al Pleno pero no las ayudas de emergencia por las que las familias que no tienen recursos han tenido que esperar cinco meses”, remarcó el PP.

Chamorro lamentó que la situación sea mucho peor, a su juicio, que la de hace un año, un tiempo durante el que tan sólo ha hecho visitas y más visitas para conseguir lo mismo que ya tenía comprometido el PP hace un año. Muestra de ello es la rotonda del Lidl, el asfaltado de Párroco Pablo Díez o las obras de permeabilidad del ferrocarril para los barrios de Paraíso Cantinas y La Sal. “Tantas pancartas que sujetó la alcaldesa en las que decía que el soterramiento estaba en el cajón y ahora nos preguntamos dónde está ya que en el último año no ha conseguido nada que no hubiera logrado el PP”, precisó.

Sobre el tema del agua, el portavoz del PP aclaró a la regidora socialista que cuándo ella firmó la ampliación del contrato en el año 2010, él ni estaba ni se le esperaba. Así contestó a la defensa que “sin venir a cuento” realizó Gancedo cuándo acudió a declarar como investigada hace unos días. “Justificar la legalidad del acuerdo en un papel que yo firmé cuándo Francisco Gómez, hoy su concejal de Medio Ambiente, quiso retirar la demanda que había interpuesto meses atrás no significa nada más que un cambio de opinión del señor concejal del PAL, que primero decide denunciarla y luego se echa para atrás”, alegó Chamorro que advirtió que “hay que tener el máximo respeto por las decisiones judiciales y las actuaciones de los jueces”.

Chamorro también hizo referencia al edificio Araú, cuya obra se acabó gracias a cuatro años de inversiones del gobierno del Partido Popular después de que el PSOE se dedicara más de una década a vender una obra que se hizo realidad con el PP. “El edificio está acabado y cerrado a cal y canto lo que está provocando su deterioro”, advierte.

Goyo Chamorro recordó que durante los cuatro años que gobernó el PP en este municipio, este partido y sus concejales fueron fruto de continuas amenazas, polémicas, pasquines, insultos, descalificaciones y quince denuncias en los juzgados que poco a poco se han ido archivando. “Y luego tenemos que escuchar que somos nosotros los que hacemos una oposición de venganza”, sostuvo Chamorro que dejó claro que esa no es la forma de hacer política del Partido Popular, tal y como hemos demostrado en múltiples ocasiones. “Aunque no les guste, seguiremos trabajando por los ciudadanos de San Andrés y aunque lo intenten unos y otros no vamos a callarnos ante todo aquello que tengamos que denunciar”, concluyó Chamorro.

Impactos: 43