lluvia intensa

El Comité Ejecutivo de ASAJA se reúne esta tarde para valorar la situación del sector

La organización agraria ASAJA de León celebra esta tarde una reunión de su Comité Ejecutivo, en la que se analizará la difícil situación que atraviesan las explotaciones de cultivos en regadío por el retraso en las siembras debido a la temporada de lluvias. En el mejor de los escenarios, la mayor parte del maíz no estará sembrado antes de finales de mayo, lo que supone al menos cuarenta y cinco días de retraso con respecto a una campaña normal, y ocasionará una reducción en los rendimientos de al menos el 25 por ciento. La remolacha tiene una situación todavía peor, pues las lluvias irrumpieron cuando se había sembrado un 40 por ciento de las 5.500 hectáreas previstas, de las cuales una buena parte no han nacido o lo han hecho de forma deficiente, y para las que no se han sembrado, si el agricultor decide sembrar, la expectativa de cosecha será muy reducida. La situación climática es desoladora para la agricultura de regadío de la provincia, a la  que se dedican unas 80.000 hectáreas de cultivos de primavera (maíz, remolacha, alubias, patatas), que son las que tienen problemas. Por el contrario, la primavera lluviosa está siendo beneficiosa para la agricultura de secano, en particular para unas 105.000 hectáreas de cereal, y para los pastos y forrajes (vezas, alfalfa y proteaginosas)

Ante esta situación climática sobrevenida, el  Comité Ejecutivo de ASAJA pedirá a la Junta de Castilla y León que exima a los productores de la obligación de cumplir con los compromisos de siembras a efectos del pago verde de la PAC, de los expedientes de modernización de explotaciones, y de programas agroambientales como el de la remolacha. De esta forma los agricultores podrán optar por los cultivos que le puedan ser más rentables, decidiendo con criterios agronómicos y no burocráticos.

El órgano de gobierno de ASAJA analizará las ayudas de modernización de explotaciones y de incorporación de jóvenes al campo, que están sin resolverse después de pasado un año desde que se aprobara la convocatoria. Este retraso administrativo, por falta de empuje y voluntad política, está creando una descapitalización en las explotaciones más inversoras, y un desánimo en los jóvenes que entraron en el sector ilusionado en parte por promesas de los responsables de la Junta, ahora incumplidas.

El Comité Ejecutivo de ASAJA hará un llamamiento a la Junta para que resuelva la crisis del vacuno de leche, y en particular que dé soluciones a los 12 ganaderos a los que se le interrumpió la recogida de leche el 1 de abril y no han encontrado un comprador. ASAJA culpa a la Junta de mirar para otro lado y de no haber mostrado sensibilidad alguna para con este problema de la montaña leonesa.

Por último, la organización agraria valorará la modificación de los módulos fiscales aprobados por el  Gobierno y publicados el pasado viernes, y analizará el desarrollo de las campañas de seguros agrarios, fiscalidad y tramitación de las ayudas de la PAC, en las que están ocupados los servicios técnicos de la organización.

Impactos: 7