El sindicato independiente remarca que no puede haber agravios comparativos con los empleados de la Junta y de la Administración Central.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) insta a los ayuntamientos, diputaciones, y otras entidades y empresas públicas de la administración local, a que tomen nota del anuncio hecho por el Gobierno central de abonar en abril la mitad de la extra de diciembre de 2012, que todavía debe a los empleados públicos, para poner fecha a la devolución de un dinero “que nos arrebataron”.

CSI-F entiende que que no se pueden crear discriminaciones y agravios entre los empleados públicos, que tienen todos el mismo derecho a recuperar el dinero que le quitaron por imposición. Y todos han perdido un 30% de su poder adquisitivo en los últimos cinco años”.

Además, CSI-F señala que este derecho a la devolución del dinero no cobrado también lo tienen aquellos empleados públicos en activo en diciembre de 2012, y que dejaron de serlo posteriormente. Les corresponde la misma cuantía que a los trabajadores que, desde entonces, prosiguen en activo en las mismas administraciones, recuerda el sindicato independiente.

Impactos: 18